Cima del Midi d Ossau

El Midi d’Ossau por la vía normal

Tipo de ruta: Senderismo y escalda de Montaña
Dificultad: Difícil
Longitud: 15 km total
Desnivel: 1300 metros de subida (acumulados)
Tiempo estimado: 8/9 horas total
Inicio: El Portalet
Fin: El Portalet
Mejor época para hacer la ruta: junio, julio, agosto y Septiembre
Recomendaciones: Imprescindible experiencia en trepadas de nivel II+ y saber rapelar. En invierno imprescindible experiencia en técnicas de escalada invernal y uso de crampones y piolet. En los meses de verano calzado cómodo, agua y protección solar.

El Midi d’Ossau, de 2.885 metros de altitud, es una de esas montañas emblemáticas que llama la atención desde varios kilómetros a la redonda tanto por su peculiar forma como por sus 1.090 metros de prominencia sobre los montes que le rodean.

Enclavado en el Valle de Ossau en el Pirineo atlántico francés, dentro del Parque Nacional de los Pirineos, es un “paraíso” para la escalada con un sinfín de vías de diferentes dificultades.

Pasado el Portalet,  a un kilómetro aproximadamente, se encuentra un parking que nos da acceso al Circo de Anéou,  desde donde comenzaremos la aproximación al pico tomando dirección al Refugio de Pombie pasando por el Col del Soum de Pombie a 2.100 metros de altitud, el camino está muy bien señalizad y en muy buen estado, hace unas zetas que suavizan de gran manera el ascenso hasta del collado con un desnivel de 300 metros.

Una vez en el Col del Soum de Pombie, podemos observar la majestuosidad del Midi d’Ossau y como se alza sobre el Refugio y Lago glaciar de Pombie. Siguiendo el camino y en apenas unos 15 minutos llegaremos tras un suave descenso al refugio que se encuentra a 2.032 metros de altitud.

Desde el refugio sale el camino que  busca el Collado de Souzón,  a 2.127 m de altitud, y que en su primera parte cruza un canchal algo pesado pero que pronto termina una suave senda que transcurre por una pradera alpina.

Desde el Collado de Souzón y encarando la cara norte del Midi d’Ossau nos acercamos a la primera de las tres chimeneas que debemos trepar con grado de dificultad de II+ y tiene una longitud de unos 15 m. La segunda chimenea, de unos 30 m, es la más expuesta, pero con excelentes presas y agarres hace fácil su progresión. La tercera chimenea, la más sencilla (grado II-), se pasa sin mayor problema por su parte derecha. (Las tres chimeneas están equipadas para poder repelar en el descenso).

Seguimos la subida hasta la cruz metálica del paso del Portillón, ya a 2.657 metrros de altitud.  A partir de ahí,  por el Rein de Pombie, a la cumbre sin ninguna dificultad.

Desde la cima, las vistas son increíbles, pudiéndose divisar picos como el Peña Blanca, el Palas, el Balaitus y el Anayet, o los famosos Lagos de Ayous y el Circo de Aneoú.

El descenso se realizará siguiendo el camino de ascenso y rapelando en las chimeneas.

Una de las opciones más interesantes y utilizadas, es hacer noche en el Refugio de Pombie antes de realizar la ascensión, de esta forma mitigamos el esfuerzo y tiempo a emplear, así como antes de realizar la ascensión, de esta forma mitigamos el esfuerzo y tiempo a emplear, así como garantizar una llegada más temprana a la primera de las chimeneas y evitar atascos que ralentizan nuestra subida a la cima.

Abstenerse a realizar esta ruta aquellos que no estén familiarizados con el uso de cuerdas tanto en trepadas como en destrepes y rápeles.

Deja un comentario