Las cuevas del Águila

Cuevas del Águila

Las cuevas del Águila están situadas en Ramacastañas, a 9 km de Arenas de San Pedro al sur de la provincia de Ávila, bajo el cerro de Romperropas en la Sierra del Águila.

Su descubrimiento se produjo el 24 de diciembre de 1963 y tras duros trabajos de acondicionamiento, se abrió al público en julio de 1964. A día de hoy es transitable casi en su totalidad, estando muy bien acondicionada y señalizada.

El aspecto actual se data en unos 12 millones de años, con formaciones espectaculares en su gran sala de unos 10.000 metros cuadrados, entre ellas numerosas excéntricas, coladas, estalactitas y cortinas colgantes de múltiples formas, algunas tubulares y estalagmitas constituidas gota a gota desde el suelo.

Read more…

Comapedrosa, la cima más alta de Andorra.

Parc Natural Comunal de les Valls del Comapedrosa

Tipo de ruta: Senderismo de Montaña / Circular
Dificultad: Difícil por su gran desnivel de subida acumilado.
Longitud: 16 km total
Desnivel: 1.500 metros de subida (acumulados)
Tiempo estimado: 7/8 horas
Inicio: Parking de Arinsal junto oficina información del Parc Natural Comunal de les Valls del Comapedrosa.
Fin: Parking de Arinsal junto oficina información del Parc Natural Comunal de les Valls del Comapedrosa.
Mejor época para hacer la ruta: desde principios de junio hasta finales de octubre.
Recomendaciones: Calzado cómodo y agua, el Refugi de Comapedrosa es guardado y se encuentra a medio camino hasta la cima del Comapedrosa. En invierno es imprescindible el uso de material de escalada invernal y su ascenso se recomienda solamente a montañeros experimentados.

En el punto de información del Parc Natural Comunal de les Valls del Comapedrosa
entregan un mapa y nos dan instrucciones para llegar hasta el GR11 desde el parking, principal vía de acceso al pico y refugio.

Read more…

Cistus o jara

jara-002

Se conoce como jara a diversas plantas, casi siempre del género Cistus, aunque también a algunas del género Halimium. Forman parte de los matorrales mediterráneos y algunas son especies fundamentales en la recuperación de suelos degradados, especialmente tras los incendios forestales.

Son siempre plantas perennifolias, arbustivas, leñosas, que forman parte del sotobosque, suelen formar masas compactas que cubren totalmente el territorio en que habitan, formando un matorral espeso.

Crecen siempre en suelos ácidos (graníticos, pizarrosos) pero casi nunca calizos. Las flores son regulares, hermafroditas y con cinco grandes pétalos a menudo arrugados que caen fácilmente de la flor.

Read more…